El grupo vigués de transporte Alvarado solicita concurso de acreedores para sus 4 sociedades

La compañía culpa de su situación al alza de los carburantes y a su expulsión de la Cooperativa de Transportes del Puerto de Vigo – Llegó a tener más de 100 camiones y unos 150 empleados.

El grupo vigués Alvarado, una de las grandes compañías del sector del transporte y logística de pescado, acaba de solicitar concurso de acreedores voluntario para cuatro de sus sociedades -Alvarado-Frío Distribuciones, Herederos de Raúl Alvarado, Hermanos Alvarado Sampayo y Finur Alvarado- ante el juzgado de lo Mercantil número Tres de Vigo, que todavía estudia su admisión a trámite.

La compañía afirma que las causas de la situación económica de la sociedad y las que le han abocado a la presentación del procedimiento concursal se debe al incremento de los precios del combustible que ha influido de manera muy negativa en la sociedad y el haber sido expulsada de la Cooperativa de Transportes del Puerto de Vigo. Según la compañía, su expulsión de la Cooperativa de Transportes le causó graves perjuicios y le supuso una pérdida de una facturación anual media de 300.000 euros. La filial afectada por esta expulsión, Herederos de Raúl Alvarado, ha presentado una impugnación a los acuerdos de la cooperativa que preside Servando Fernández Pol, que a su vez es socio de Raúl Alvarado Sampayo en cinco sociedad vinculadas a la logística y transporte de pescado.

Además, el grupo Alvarado achaca su entrada en concurso a la fuerte competencia que en el sector del transporte están causando autónomos y pequeñas empresas que disponen de dos o tres camiones, y que ofertan a la baja sus servicios, incluso por debajo del precio de mercado.

La compañía llegó a ser hasta hace dos años una de las más importantes en el sector del transporte de pescado, llegando a disponer de una flota de un centenar de camiones y dar empleo a unas 150 personas. Según fuentes sindicales, en la actualidad la firma dispone de unos 80 vehículos de transporte y el número de empleados se ha reducido hasta el centenar. La filial Alvarado Frío-Distribución dispone de una nave de más de 6.000 metros cuadrados en el Parque Logístico de Valadares, donde están ubicadas otras empresas del sector. El grupo Alvarado no es el único que se ha visto afectado por la crisis en los últimos meses. El grupo Azkar redujo a la mitad el espacio que ocupaba en Valadares y alquiló la otra mitad del Grupo PSA como almacén. También en la compañía Transportes Ochoa entró en liquidación y cerrará las naves que tiene en ese mismo polígono. La empresa Transportes Ochoa, con sede central en Zaragoza, cesó definitivamente su actividad por falta de acuerdo con sus principales acreedores, entre ellos los transportistas a los que adeuda doce millones de euros.

El grupo Alvarado solicita que el concurso sea declarado conjuntamente y tramitados de forma coordinada para las cuatro sociedades, sin consolidación de las masas. Fuentes del sector indican que la empresa tuvo una gran presencia en el puerto vigués hace dos años y que fue perdiendo clientes por la crisis. Su lugar ha sido ocupado por otras compañías de transportistas, según estas mismas fuentes.

 

Vía: Faro de Vigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *